La salud de cualquier perro depende de multitud de factores, pero pocos hay m√°s importantes que una alimentaci√≥n equilibrada y adaptada a sus necesidades nutricionales. Las necesidades nutricionales de cada animal var√≠an dependiendo de su actividad f√≠sica, raza o edad, sin embargo, igual que cualquier otro ser vivo, requerir√° de un aporte cal√≥rico variado: en el caso de los perros, compuesto de az√ļcares, grasas, vitaminas, prote√≠nas y minerales.

Tipos de alimentación

Hoy d√≠a, para cubrir sus necesidades alimentarias los gu√≠as contamos con pienso (comida seca), semih√ļmeda y h√ļmeda, as√≠ como hemos recuperado corrientes alimentarias como la comida casera o la dieta BARF (Alimentos Crudos Biol√≥gicamente Apropiados).

Perro comiendo un hueso - Escoger la alimentación de tu perro

Mucho hueso para tan poco perro… ¬ŅO quiz√° no? ūüėČ

A grandes rasgos, y aunque sabemos que sintetizar es simplificar, podríamos decir que hay cuatro opciones:

Dieta BARF

Una dieta BARF equilibrada: es aquella opción que más se acerca a la alimentación natural e ideal que podrían tener nuestros perros en estado salvaje (échale un ojo a este vídeo explicativo, por ejemplo). BARF se compone de cuatro tipos de alimentos: huesos carnosos, carne y pescado, vísceras y frutas y verduras. Su principal flaqueza es la preparación y, en algunos países y regiones, también el coste de alimentar con BARF a uno o varios perros.

Comida seca

El pienso o comida seca que, pese a ser un ultraprocesado (no hay que olvidarlo), ofrece una alternativa nutricional completa. Un buen pienso deber√≠a contar con alrededor de un 25 % de prote√≠nas y resulta f√°cil de adquirir, transportar y conservar. Entre un muy buen pienso y una alimentaci√≥n completamente natural (¬°y equilibrada!) siempre ganar√° esta √ļltima, pero el pienso sigue siendo una opci√≥n mayoritaria y f√°cil de complementar con otros alimentos.

Comida semih√ļmeda

La comida semih√ļmeda, mayoritariamente pienso semih√ļmedo, aporta menos calor√≠as que otras opciones, pero tambi√©n menos prote√≠nas; entre sus ventajas est√° una mayor hidrataci√≥n, gusto y una f√°cil digesti√≥n para el perro, lo que hace que sea muy valorada para gu√≠as que conviven con perros a quienes les cuesta masticar o de mal comer/poco apetito.

Comida h√ļmeda

La comida h√ļmeda (las t√≠picas latas del supermercado, por ejemplo) tienen todav√≠a menos prote√≠nas que el resto de alimentos, pero son muy sabrosas y tiernas (¬°y caras!). Por regla general, si nuestro perro no requiere de este tipo de alimentaci√≥n por razones veterinarias, lo mejor ser√° optar por varias opciones alimentarias que combinen con la comida h√ļmeda.

Rutinas alimentarias para tu perro

Igual que en el resto de contextos de su vida (y de la nuestra), ofrecer previsibilidad al perro (es decir, saber qué va a pasar y qué puede esperar) mediante una rutina ayudará a promover que esté más tranquilo, equilibrado y feliz. Un cachorro o un perro joven comerán entre 3 y 5 veces al día, mientras que un perro adulto comerá entre 1 y 2 veces al día, pero en todos los casos deberán mantener una rutina apropiada de horarios y zona donde se alimenta.

Asimismo, es muy importante:

  • Mantener una correcta higiene en su comedero y bebedero y dejar agua fresca y limpia a disposici√≥n de tu colega peludo
  • Evitar que el perro haga ejercicio y, sobre todo, ejercicio intenso despu√©s de las comidas, pues existe riesgo de alteraciones digestivas graves (como la torsi√≥n de est√≥mago)
  • Aunque no tenga nada que ver la sensibilidad de un est√≥mago de un pastor alem√°n con el de un mestizo, cuando cambiemos de alimentaci√≥n lo haremos siempre de forma gradual para evitar problemas digestivos
  • Los masticables ayudar√°n a limpiar los dientes de tu perro y, a la vez, lo estimular√°s: ¬°prueba a obsequiarle con varios masticables por semana! Desde huesos, tendones u orejas a productos procesados que cumplan todas las normativas

Perro comiendo - Escoger la alimentación de tu perro

Recuerda, adem√°s:

  • Las necesidades nutricionales de un cachorro y un perro adulto son muy distintas, por lo que existe alimento especial para cachorros: entre los 2 y 3 meses
  • A un cachorro le daremos siempre alimento h√ļmedo (o se le ablandar√°) y aumentaremos en consistencia, progresivamente, entre los 3 y los 6 meses
  • A partir de los 3 meses, podemos reducir las tomas de alimento a 3 veces al d√≠a y, a partir del a√Īo, no hay problema en que el perro coma 1 vez al d√≠a
  • Si notas que tu perro cambia de h√°bitos de forma abrupta (bebe mucho, bebe poco, come poco, come con mucha ansia…) puede ser indicativo de algo m√°s (enfermedad, estr√©s, ansiedad…) y deber√≠as consultarlo con tu veterinario

Alimentos perjudiciales para la salud del perro

Si bien el sobrepeso es quiz√° uno de los problemas m√°s graves que sufre, hoy, el perro dom√©stico, debemos tener presente que muchas visitas al veterinario se producen por ingerir, accidentalmente o sin conocimiento, alguno de los m√ļltiples alimentos que un perro no deber√≠a consumir nunca. Estos son:

  • Chocolate y caf√©, que puede provocar da√Īos digestivos (v√≥mito, diarrea), neurol√≥gicos (hiperactividad, convulsiones) o generales, desde el jadeo o el aumento del consumo de agua hasta la muerte s√ļbita
  • Uvas y pasas, que pueden da√Īar sus ri√Īones gravemente
  • Frutos secos, que pueden provocar desde debilidad a v√≥mitos, depresi√≥n o temblores
  • Alcohol y levadura, con riesgo de provocar v√≥mitos y diarrea hasta graves da√Īos neurol√≥gicos (falta de coordinaci√≥n, temblores, coma, muerte s√ļbita)
  • Cebollas y ajos, que pueden ocasionar anemia, v√≥mitos y diarrea
  • Chicles, por el xilitol: enfermedad hep√°tica, reducci√≥n de la glucosa en sangre, v√≥mitos, diarreas, temblores, convulsiones…

Tampoco es recomendable que nuestros perros ingieran:

  • Leche y derivados l√°cteos, que conllevan riesgo de diarreas y malas digestiones
  • Productos salados, que pueden producir problemas digestivos, neurol√≥gicos o generales, como un aumento del jadeo, las ganas de orinar o el consumo de agua

Esta entrada pertenece a nuestra Guía con consejos básicos para propietarios de perros. ¡Consulta otras entradas en el enlace!